Marta Ortiz
I’m a Barbie girl, in a Barbie world… Si tuviese que elegir una banda sonora para mi mañana en la tienda de Dior de Ortega y Gasset, sin duda incluiría la canción de Aqua.

¿Quién no ha soñado con tener toda una tienda a su disposición (y no una cualquiera), y sentirse como Blair Waldorf? (incluye un vestidor con champagne y macarrons)

Marta Ortiz
Con la ayuda del maravilloso equipo de Dior, pensamos en crear cuatro looks.

Al igual que el día se transforma, nosotras también.

Creamos todo esto pensando en la boutique de St.Tropez ( si vais, es obligatorio tomar un Bellini en la terraza rodeado de una de las pasiones de Christian Dior, las flores).

Así que ya con el mood board mental, nos pusimos manos a la obra.

Un café au lait s’il vous plaît

Marta Ortiz

Al igual que el little black dress, el blanco, debe ser una prenda esencial en nuestros armarios.

Al ser un vestido con encajes y plumeti no quería que quedase demasiado “niña buena”. Elegí estas botas de estilo militar (añadidas a mi wishlist por cierto), para contrastar con la fragilidad del vestido. Y como diría vuestra madre, “échate una rebequita por si refresca”. Benditas madres.

Eleven anclas

Marta Ortiz

Ya sabéis lo que pienso sobre los outfits de estilo marinero…amor absoluto. Optamos por algo casual, pero un poco más lady like. El equipo de la boutique me sugirió escoger los pumps (uno de sus bestseller). Al principio me costó mucho verme con este tipo de tacón, ya que me recordaba a alguna profesora del colegio que era de todo menos simpática (ejem). Sin embargo, una vez puesto me di cuenta de que el tacón no era tan bajo como yo pensaba. Al meterse hacia dentro, el ojo humano nos engaña, sin embargo, ganamos seis centímetros de altura. Aunque llevéis un simple vaquero y una camiseta a rayas, si incluís un sombrero y un zapato más original, el look cambia radicalmente.

¡Jaque mate!

Marta Ortiz

Ya sé que mi lema es “menos es más”. Pero oye, si te tiras a la piscina, que sea de cabeza. Esta vez, pensando en dar algún paseo al borde del mar al atardecer, o para ir en busca de tesoros locales (uno de mis hobbies cuando viajo), elegí un zapato plano. El vestido, muy setentero por el corte, la rigidez de la tela, y por supuesto el estampado, hace girar cabezas. Simplemente cambiando el bolso por uno menos casual, el outfit se transforma y nos serviría perfectamente para una cena.

¡All night long!

Marta Ortiz

Por mucho que me guste llevar tacones, St. Tropez no es lo más cómodo en cuanto a calzada…casi me mato una vez por los adoquines. Lección aprendida.

Es muy importante saber invertir en fondos de armario. Una buena biker nos puede acompañar toda la vida, y nos sirve tanto para el día (como el primer outfit) como para los looks nocturnos. Dadle el toque de color al look con el bolso. El color plata vuelve a ser tendencia, si tenéis algo del año pasado, ¡quitadle el polvo, y sacadlo a bailar!

 

 

¡Muchísimas gracias a todos los trabajadores de la boutique por ayudarme a lo largo de la mañana y me hacerme sentir como una auténtica princesa Disney!